miércoles, 2 de diciembre de 2009

Explotación Infantil

Se entiende por explotación infantil al trabajo de niños en cualquier sistema de producción económica de un país, una región y en el mantenimiento económico de un grupo o clan familiar. La explotación infantil es un hecho que azota en especial a países en vías de desarrollo, pero en el mismo se ven implicados los países industrializados.
Las niñas sufren un doble acecho por su condición de mujer ya que son más vulnerables a todas las formas de explotación, sobre todo, al abuso sexual y a la prostitución. Estos niños están excluidos de la educación y atrapados en la pobreza, en su rol de trabajadores ven socavados sus derechos básicos, su salud e incluso su vida.
Por otro lado un niño resulta más rentable que un adulto debido a su indefensión, sumisión y al hecho de que realiza el mismo trabajo que un adulto, sin ningún tipo de queja y a cambio de una remuneración muy inferior.
La jornada de trabajo a la que son sometidos es de más de diez horas diarias por solo 15 ó 20 euros al mes, unas diez veces menos que un adulto, por eso un niño sale más rentable al ser más fácil de manipular.

En el mundo hay aproximadamente unos 400 millones de niños que sufren explotación laboral al verse obligados a realizar trabajos que, en muchos casos, resultarían penosos incluso para un adulto. Niños de todo el mundo están realizando trabajos forzados, por ejemplo, recolectando oro, cosiendo ropa o cosechando cacao. India es la fuente del mayor número de productos hechos por niños.

Myanmar (Birmania) fue destacado como el país con más trabajadores forzados para la producción de arroz, caña de azúcar y hule.
Brasil, Bangladesh, China y Filipinas también están dentro de los seis principales países vinculados en la fabricación de productos donde se emplean niños.
En España hay aproximadamente 20,000 niños, víctimas de esta explotación identificados por la Policía. Estos niños son “la punta del iceberg”, porque hay muchos más casos que no conocemos aún y esto son sólo estimaciones.
Un millón de niños/as practican la prostitución en Asia”
Estos son sólo ejemplos de países con explotación infantil, pero no los únicos.
Entre un 10% y un 15% de niños/as de los países industrializados son víctimas de abusos sexuales.
Muchas de las empresas que explotan a menores son conocidas y poseen una gran reputación mundial, sirva como muestra los casos de Nike o Ikea.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada