viernes, 27 de noviembre de 2009

Lanzamiento de niños en la India.

El denominado “ritual de niños al aire”, consistente en arrojar a niños recién nacidos desde una considerable altura, aunque a nosotros nos parezca una costumbre bastante extraña, resulta ser una practica “habitual” en la India.

No está muy clara su antigüedad pero según los datos más fiables, esta parece fluctuar entre 500 y 800 años . La “celebración”, ligada a las comunidades musulmanas de la India, tiene lugar en un templo llamado Maruti, que se encuentra en la ciudad de karnataka (en el sur de la India). En esta ceremonia los bebes son lanzados desde una altura de 15 m. Los niños caen sobre una tela blanca elástica extendida al sol y cogida por algunos hombres. Ellos piensan que el hacer esto es bueno para el niño, así, tendrán buena salud y recibirán la bendición de Dios.
Lo importante es que los bebés tengan entre 9 y 11 meses, incluso a veces menos. Según los practicantes del ritual este acto les da coraje, inteligencia y fuerza. Además, es una vieja tradición que también le “da” prosperidad a la familia.

Esta antigua práctica proveniente de las tradiciones hindúes y musulmanas en India es inquietante y peligrosa. Tiene lugar en días muy particulares y es muy popular, al menos así lo atestigua la cantidad de gente que toma parte en los "lanzamientos".

Según los datos que los propios organizadores barajan nunca ha ocurrido ningún accidente y todos los niños han salido airosos de la prueba. dado que se adoptan las correspondientes medidas de “seguridad”. Sin embargo, esta afirmación resulta algo difícil de creer teniendo en cuenta la fragilidad del organismo y estructura corporal de los niños además de que una mala postura en la caída les podría ocasionar incluso la muerte.

Por otro lado, resulta curioso saber que los creyentes afirman que este ritual es lo único efectivo para intentar reducir el alto nivel de mortalidad de esta región, dejando en segundo plano las grandes necesidades que padece la población.

Las autoridades están preocupadas porque no pueden prohibir este lanzamiento de bebés. Esta tradición no es ilegal ni tampoco existe ninguna infracción de alguna ley del país.
Evidentemente esta práctica pone los pelos de punta a algunos miembros de diversas ONG's y activistas de Derechos Humanos, que denuncian este ritual.
En la actualidad, la Comisión Nacional para la Protección de Derechos Infantiles investiga el ritual para determinar si atenta contra el derecho de los menores. Sin embargo, resulta curioso que hasta ahora se haya tomado ninguna determinación, ya que hace varios siglos que se practica el ritual de lanzar bebés al vacío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada